Da la espalda a los dolores con 5 consejos para preparar el ambiente de cuidado

Puede que el termino ergonomía del cuidador te resulta familiar o puede que no, pero hoy queremos hablarte de ello. Hace unos días hicimos un taller especial con motivo del día del Cuidador, donde celebramos y recordamos la importancia de esta labor, así como la necesidad de cuidarse como cuidador. Parece sencillo, pero en la práctica no lo es.

Como cuidador existe un sobreesfuerzo en muchos sentidos, físicos, emocionales, y en diferentes niveles según la complejidad del cuadro de la persona a cargo.

La exigencia fisica de cuidar a una persona con movilidad normal, es completamente distinta de cuidar a una persona con movilidad reducida. Y aquí es donde empiezan algunos dolores que quizás no se vean de forma inmediata, pero se hacen evidentes a medio y largo plazo.

Por todo esto, existe una disciplina dedicada a estudiar y mejorar tanto la postura como el entorno y las herramientas necesarias a la hora de realizar ciertos movimientos. A esta disciplina se le llama Ergonomía, y en este caso concreto, hablaríamos de la ergonomía del cuidador, ya que nos centraremos en los movimientos que realizan estos profesionales.

Ahora que ya conoces el termino, qué te parece si revisamos algunos detalles para saber si los estas teniendo en cuenta o no, a la hora de ayudar a movilizar a la persona que cuidas.

Empezaremos por los detalles más generales y poco a poco seguiremos profundizando, así que recuerda dejar tu comentario abajo para que sigamos publicando contenido en este sentido.

¿Listas/os?

  • En el espacio de movilización, debes evitar las alfombras y otras decoraciones innecesarias. Aunque esta recomendación parece básica, a todos nos gusta tener la casa decorada, y acabamos por olvidar que, en estos casos, más vale seguridad que belleza.
  • Debes liberar de muebles u otros posibles obstáculos los espacios reducidos (como pasillos estrechos)
  • Si puedes hacerlo, es recomendable instalar pasamanos en pasillos largos, escaleras e incluso en el baño, para que la persona dependiente pueda ayudarte a ejecutar las  transferencias. Esto también ayudará en su sensación de seguridad y por lo tanto en una mayor autonomía en las actividades de la vida diaria.
  • Si es posible, adapta el baño priorizando la ducha italiana en lugar de la bañera o instalando una ducha elevada. Por supuesto, este es un consejo que puede requerir de una reforma que no todo el mundo podrá seguir, pero para eso podemos hacer adaptaciones como la del siguiente punto.
  • En el baño, también te ayudará a mejorar la seguridad el uso de una silla higiénica, para que la persona pueda realizar sola, en la medida de lo posible, su higiene personal. En estos casos, colocar un mueble a su altura para poder alcanzar los objetos que necesite, facilitará la tarea, mejorando este momento que en muchas ocasiones es muy delicado y difícil de asegurar en la rutina de cuidados.

Cuando nos ocupamos de una persona dependiente, el cuidador es el encargado de realizar las movilizaciones y transferencias necesarias para ayudar a la otra persona.

Tener una buena higiene en la realización de estas movilizaciones y transferencias, acompañado de un buen entorno (la forma de distribución de los objetos) son esenciales para no provocar lesiones, incrementar dolores o incluso hacer aparecer unos nuevos.

Siempre hay que tener un espacio lo más libre de objetos que se pueda y con los materiales a utilizar a mano.

Y por último, recuerda que hay que adaptar el lugar a la persona y no al contrario.

Nos encantará saber si ya conocías estas adaptaciones y si te gustaría conocer más acerca de la Ergonomía del Cuidador.

Estamos deseando leerte.

Un abrazo,

32 comentarios

  • mi madre es de muy escasa movilidad, pero yo al ser operada de las dos caderas, no puedo hacer fuerza…fue muy útil estos consejos …disculpen la tardanza de la opinión

    tere
  • Lamentablemente en mi caso con un padre dependiente total y una madre que no requiere tantos cuidados, se me està haciendo casi imposible adaptar la casa a las necesidades que supone la movilizacion, de parte de ella hay mucha resistencia a cualquier tipo de cambio, sòlo usar la silla de ruedas requiere mover previamente una cama, sillas, etc… y mi cuerpo està gritando!

    Ana Maria
  • Me gustaría saber más, como levantarle el animo a un adulto mayor… Me podría enviar información por favor.

    Alicia
  • Muy necesarios estos consejos, este año tuvimos que adaptar el baño y gran parte de la casa para que mi papá pudiera desplazarse con facilidad… Gracias y saludos

    Alicia
  • Excelente, para el cuidado de mi mamá veo que nos hace falta las barras de seguridad , muy bueno para tomarse en cuenta, si cuenta con su silla y objetos de baño al alcance, gracias por compartir.

    Juana Maria Garcia Zavala

Dejar un comentario